lunes, 30 de junio de 2014

Hermes con Dionisos niño (343 a.C.), Praxíteles

En la entrada anterior hablábamos del arte clásico del siglo V a.C., y ahora toca el del siglo IV a.C. Sus principales representantes son Lisipo, Scopas y Praxíteles. Centrémonos en este post en el último de los tres. Si Policleto dotó a las esculturas de movimiento con el contrapposto, Praxíteles irá un paso más allá y creará figuras donde la curvatura del cuerpo es tal que necesita un punto de apoyo para no caerse. Es la llamada "curva praxiteliana" que podemos ver en Hermes con Dionisos niño. Además de eso, sus dioses son más esbeltos que los atletas de Policleto, y muestran un rostro sereno, ausente y alejado del simple mortal que sólo puede observarlo sin ser percibido por la deidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada